A menos recursos, menor la posibilidad de acceder a un trabajo remunerado, a pesar de la mayor necesidad; apremia por esto contar con políticas de corresponsabilidad familiar y adaptabilidad.